Una de las máquinas imprescindibles en cualquier industria que almacena insumos es el montacargas. Se utilizan en las bodegas y áreas de almacenamiento para facilitar el traslado de cargas, organizar inventarios, hacer embarques y cargar mercancías por supuesto.

Hay una clasificación general de los montacargas, de acuerdo con sus características.

Tipo 1. Son montacargas que funcionan con batería eléctrica y cuentan con un contrapeso en la parte de atrás. Usan llantas sólidas.

Tipo 2. Son los montacargas eléctricos más ligeros. Se utilizan en supermercados

Tipo 3. Cuentan con una palanca en la parte de atrás, y se operan de pie

Tipo 4. Son montacargas impulsados a combustión, cuentan con un asiento para el operador, un contrapeso y llantas neumáticas.

Tipo 5. Son híbridos, impulsados con electricidad o con combustión. Montacargas que se emplean en terrenos difíciles.

Tipo 6. Impulsados por combustión interna, estos montacargas se utilizan en proyectos de agricultura y construcciones de grandes escalas.


Si quieres saber más de este tema, envíanos un correo electrónico: clientes@mymimsa.com